Club de vinos de Esencias del Somontano del mes de Mayo, cata de vinos ecológicos

Ayer día 29 de mayo, como todos los últimos jueves de mes, hicimos la cata del club de vinos de esencias del somontano.

Esta vez elegimos la cafetería Pirineos de Barbastro de nuestro amigo Manuel Del Valle, que nos deleitó con una cena elaborada por tapas de mucho nivel. Destacaremos, el gazpacho con pulpo, el tomate con anchoas, carpaccio de bacalao, para finalizar tomamos un helado de mojito.

La cata estuvo compuesta por vinos ecológicos casi en su totalidad, y pudimos disfrutar de la compañía especial del enólogo Jorge Olivera.

unnamedunnamed (1)

 

Los vinos fueron:

Mesache blanco 2013, recientemente premiado con un bachus de Oro 2014. Se ha cambiado el coupage anterior, el sauvignon blanc sustituye al macabeo, creemos que le da más frescura y elegancia, aunque ya era un vino de mucha calidad.

Raimat 2012 chardonnay, ecológico, destacamos la evolución a caramelo de miel y limón, después carne de membrillo, gustó mucho.

O Charraire 2013, ecológico, elaborado por nuestro invitado Jorge Olivera, de las cepas de su familia, en Coscojuela de Sobrarbe, tempranillo 100%, muy lacteo, nariz muy agradable, fino y con paso fácil en boca, una grata sorpresa.

Villa D´orta cabernet-merlot 2013, ecológico, tiene 6 meses de barrica, color “somontano”  manteniendo la brillantez, en nariz es muy fresco, boca golosa y con volumen, tendrá buena evolución en botella.

12 lunas 2012, tempranillo-cabernet-garnacha y shyra, agricultura biodinámica, como siempre los vinos de esta magnífica bodega gustan a la mayoría, destacamos la frescura, redondez, con carácter, es un vino altamente recomendable.

Altes roses, monsant, ecológico y biodinámico, garnacha 100%, vino muy correcto para su precio 12€, hace honor a la magnífica d.o. a la que pertenece.

Señorío cinco villas , 2010, ecológico, vino de la tierra de las cinco villas, nos sorprendió la buena evolución que ha tenido en botella, frutas negras, estructurado y con potencia.

Moristel 100% villa d´orta , prueba que nos dieron en la bodega, nariz sorprendente, expresiva y diferente. En boca se muestra amable y sin astringencia. Fácil de beber.

Como resumen os diremos que fue una noche llena de sorpresas, y creemos que debemos de poner en valor los vinos ecológicos que se hacen en la actualidad.